Ingeniosas alternativas para el estudiante en apuros

Photo of author
Escrito por: carol

A todos nos ha pasado alguna vez, ¿no es así? Estudiamos durante años, seguimos todas las reglas, cumplimos con todas las tareas, y cuando parece que estamos a punto de recibir el tan ansiado título, algo falla en el camino. Quizás no logramos pasar esa materia complicada, o tal vez necesitamos unos créditos adicionales. De repente, nuestras esperanzas de graduarnos parecen desvanecerse en el aire, y nos preguntamos: ¿cómo demonios puedo titularme fuera de mi universidad?

Bueno, no se desesperen mis amigos. ¡Hay solución! ¡Hay esperanza! Aquí encontrarán algunas ingeniosas alternativas para el estudiante en apuros. Sí, señores, hay maneras de obtener ese tan codiciado título, incluso si llevan seis, siete, o incluso dieciocho años fingiendo que ustedes son todavía un estudiante activo.

La opción del vago

Si titularte no es una prioridad, entonces simplemente ignórenlo. No hay problema. Quienes han estudiado con ustedes y no han hecho nada por el mismo tiempo que ustedes, ya saben que ustedes son unos cuates. Nadie les juzgará por no ser titulados.

De hecho, según la ANUIES, cuatro de cada diez estudiantes mexicanos no tienen un título o certificado de sus estudios. Así que, ¿por qué preocuparse?

La opción de la tesis rapidita

Si quieren un título rápido y no les importa tanto la calidad, pueden optar por hacer una tesis rapidita. Sabemos que los largos meses (o años) de investigación y redacción de una tesis son la principal causa por la cual muchos estudiantes no eligen esta opción.

Así que, en vez de hacer una tesis completa, pueden limitarse a escribir un artículo breviado, con algunas gráficas y estadísticas, y presentarlo ante un sinodal. ¡Listo, ya está!

La opción de los promedios altos

Si se pegaron al libro y tienen un promedio altísimo, algunas universidades pueden permitirles titularse sin necesidad de presentar ningún trabajo adicional. Sí, leyeron bien. Nada, ¿no les parece estupendo?

En México, por ejemplo, la titulación por promedio depende de la universidad, pero es una manera segura de obtener el título sin necesidad de hacer ningún esfuerzo adicional.

La opción del posgrado

Para aquellos que quieren seguir aprendiendo, cursar un posgrado relacionado con el área de estudio puede ser la respuesta a cómo titularse fuera de la universidad. No es la forma más rápida para titularse, pero es una buena opción para aquellos interesados en profundizar en la materia.

Pueden buscar un posgrado en su universidad anterior o en alguna otra institución. Vale la pena señalar que las universidades prefieren a los estudiantes que vienen con su propio dinero, así que si piensan hacerlo, tendrán que pagar la inscripción y la colegiatura del posgrado. Si aun así les queda algo de dinero, al menos habrán aprendido algo nuevo y tendrán un título bajo el brazo.

La opción del examen de conocimientos

Otra opción es presentar el examen general de conocimientos. El examen es una evaluación teórica de los conocimientos adquiridos durante la carrera y tiene un costo muy bajo. Pero les advertimos que no es un paseo por el parque, ya que deben demostrar lo que saben sin la ayuda de profesores o libros.

En la UNAM, donde el subsidio por alumno asciende a 74,140 pesos anuales, es posible hacer el examen general de conocimientos sin costo alguno. Sin embargo, también es la universidad donde menos estudiantes logran titularse cada año, así que el riesgo es claramente más elevado.

La opción del seminario exprés

Por último, tenemos la opción más rápida: el seminario exprés. Es una alternativa para aquellos que quieren titularse de una vez y sin tanto esfuerzo. Ofrecido por ciertas facultades de la UNAM, este seminario les permite titularse en tan solo seis meses.

Sí, seis meses, no leyeron mal. No tienen que hacer una tesis completa ni presentar ningún examen, solo realizar algunas actividades y asistir a clases. El seminario es especialmente popular entre aquellos interesados en las Ciencias Sociales, ya que los temas son más simples y los profesores son más comprensivos (además, hay menos matemáticas).

Conclusión

Así que mis queridos amigos, aquí les dejamos algunas deliciosas alternativas para aquellos que quieren titularse pero no están dispuestos a pasar por la ardua labor de hacer una tesis o un examen profesional. Les aseguramos que, con un poco de ingenio y una pizca de suerte, cualquier estudiante mexicano puede obtener su título universitario sin necesidad de volver a sufrir por un examen de álgebra.

  • ¡Vamos, atrévanse!
  • Recuerden, la vida es demasiado corta para pasársela estudiando.
  • Pero no nos responsabilizamos si más adelante no logran encontrar trabajo debido a la falta de autoridad académica en su título.

Leave a Comment